POR LA CUAL SE EXONERA DEL PAGO DEL IMPUESTO INMOBILIARIO HASTA EL AÑO 2018.