p

Días atrás, luego de denuncias recibidas en la Municipalidad de Luque, se realizaron inspecciones nocturnas en el local comercial Surtidor Rapidito- Ñu Guasu, en donde la Dirección de Asuntos Jurídicos, a cargo de la Abog. María Victoria Sánchez, conjuntamente con las Direcciones de Seguridad y Tránsito; Gestión Ambiental; Higiene y Salubridad y el Dpto. de Inspectoría General, procedieron a verificar casos de aglomeración de personas e ingesta de bebidas alcohólicas, polución sonora y conductores de vehículos en estado de ebriedad.

Los funcionarios pudieron descartar las denuncias de las dos primeras inquietudes. A su vez, el personal de la Dirección de Higiene y Salubridad, ha verificado la calidad de los alimentos, además de las condiciones de tratamiento y exhibición de los mismos, donde se constató que la cocina y demás instalaciones reúnen las debidas exigencias sanitarias.

Ya fuera del local comercial, la Dirección de Seguridad y Tránsito, junto a la Patrulla Caminera y la Policía Nacional, efectuaron barreras de control para requerimiento de documentación y alcotest de los conductores, dando como resultado la inmovilización y el traslado de vehículos, tanto al Corralón municipal, como al Cuartel de la P.C., producto de las infracciones de algunas personas en lo ya mencionado.

Cabe señalar que, este tipo de acciones, se realizará frecuentemente, con labrado de actas de por medio, sancionando a los locales comerciales que infrinjan las normativas legales en general.

Fotografía: Christian Aguero | Redacción: Carla Franchi | Web Manager: Mario Rodriguez